fbpx

Ponelo por Escrito: Cómo Redactar tu Plan de Negocios

Prepará tu negocio para el éxito con artículos sobre operación de negocios, administración, ventas y tácticas para empresas emergentes.

¿Qué es un plan de negocios?

Un plan de negocios muestra cómo va a funcionar  tu negocio, por un período de uno o dos años. Es como un mapa que también te mostrará cómo ese funcionamiento te va a ayudar a alcanzar tus metas de negocio.

¿Por qué tengo que ponerlo por escrito?

Ponerlo por escrito te ayuda a:

* tener una idea más concreta de tu negocio, una visión integral de tus metas y por qué son alcanzables.

*saber qué medidas tomar para tener éxito, qué estrategia usar.

*generar confianza en tus inversores o socios/as tanto actuales como futuros.

¿Qué debe incluir mi plan de negocios?

Un plan de negocios empieza con una visión general para después entrar en detalles.

Para tu visión general, anotá el nombre de tu empresa, qué producto o servicio vende o venderá, quién es el público objetivo y cuáles son tus metas, es decir, ¿qué sería “tener éxito” para tu negocio?

En la descripción de tu empresa tenés que incluir a todos los miembros de tu equipo (CEO, Gerente de Marketing, Diseñador, Chef, etc.), el lugar donde está ubicada, el sector o industria en la que se desempeña o se va a desempeñar y el modo en que funciona o va a funcionar tu producto o servicio.

Podés agregar biografías breves de la gente más importante de la empresa (junta directiva, equipos de gestión, jefes de departamentos, etc.). También podés hacer una lista de los puestos que todavía no se cubrieron.

TIP: Si tu empresa es nueva, la visión general debe hablar de tus aptitudes y tu experiencia, y también de las de los miembros clave de la empresa. Luego, tenés que decir por qué esos conocimientos y experiencias serán una ventaja para tu negocio.

Después de poner los datos generales de tu empresa, hacé un análisis de tu sector y de tus principales competidores.

Sobre el sector: ¿Se está expandiendo o contrayendo? ¿Creés que hay oportunidades inexploradas en el área? ¿Hay tendencias que afecten a la industria, como gustos cambiantes en el público o tecnologías que están en pleno desarrollo?

Ahora pensá en la competencia. ¿Quiénes son los principales competidores con los que te vas a enfrentar? ¿Qué parte del mercado tiene cada uno? ¿Qué parte del mercado querés tener vos?

Describí a tu público objetivo desde un punto demográfico, psicográfico (valores, personalidades, opiniones, actitudes, hobbies, etc.) y geográfico. También, poné por escrito el tamaño de este mercado objetivo y por qué creés que está listo para comprar tu producto o servicio.

Explicá cómo vas a satisfacer las necesidades de tu público. ¿Cuáles son tus diferenciadores clave? ¿Qué problema podés resolver de un modo diferente al de tu competencia? ¿Qué método vas a usar para lograrlo (ideas innovadoras, calidad, información, etc.)?

TIP: También te conviene describir los obstáculos y dificultades que vas a encontrar para entrar en ese sector, como por ejemplo: autorizaciones municipales obligatorias, normativas, falta de personal calificado, un lugar físico, etc.

Ahora, contá cómo se va a organizar tu empresa. Ahí vas a mostrar quién se ocupa de qué y quién está a cargo de quién.

Incluí un organigrama que muestre quién cubre determinadas tareas, aunque todavía no hayas contratado al empleado que lo hará. Es para verificar que tienes cubiertas todas las áreas y que no habrán superposiciones.

Por último, mostrá cómo está o va a estar estructurada la propiedad de la empresa. ¿Cuál es la estructura jurídica? ¿Quién es dueño de qué porcentaje?

En tu plan de negocios, tenés que prestarle mucha atención a tu producto y/o servicio.

Anotá los datos importantes que quieras que la gente entienda y recuerde sobre tu producto o servicio. ¿En qué etapa de desarrollo está? ¿Usa tecnología especializada? ¿Vale la pena mencionar el diseño?

Poné por escrito los datos de la investigación y el desarrollo que hayas llevado a cabo (o que tengas pensado desarrollar) para poner en marcha tu producto o servicio. No te olvides de mencionar las patentes que tienes o las que puedan estar en curso.

A continuación, definí cuáles serán tus estrategias de marketing y ventas. ¿Cómo vas a promocionar tu negocio y cómo vas a lograr concretar ventas?

Para tu estrategia de marketing, describí la identidad de tu marca y cómo ésta te va a ayudar a llegar a tu público objetivo. Por ejemplo, ¿qué tono de voz va a tener tu comunicación? ¿Qué colores, imágenes y visuales se usarán en tus mensajes?

Explicá la forma en que vas a presentar el producto o servicio a tu público y qué canales de marketing se van a usar (redes sociales, anuncios de búsqueda o de display, email marketing, etc). ¿Cuál es tu estrategia para cada uno de estos canales?

Para tu estrategia de ventas, describí cómo vas a hacer las ventas. ¿Vas a depender de alianzas, distribuidores, una tienda online, tiendas físicas y/o vendedores?

Enumerá lo que ya hiciste con respecto a las ventas y lo que falta hacer. Por ejemplo, ¿ya empezaste a recibir potenciales interesados y pronto vas a crear los mecanismos para que se puedan hacer reservas de tu producto?

Tenés que demostrar cómo van a funcionar en conjunto tu estrategia de venta y tu estrategia de marketing.

Ahora, ya estás en condiciones de resolver la parte financiera del plan, es decir, saber qué tipo de financiación necesitás.

Describí los fondos que necesitás ahora, el plazo que van a durar esos fondos para mantener el negocio a flote y los fondos que vas a necesitar a futuro.

Redactá un desglose de cómo se usarán esos fondos (alquiler de un local, etc.) y cómo se distribuirán entre gastos operativos, investigación y diseño, salarios, contratación, expansión, etc.

Por último, tenés que incluir información financiera actual y proyectada. Esto no es sólo para posibles inversores, sino también para que tengas una idea real de tu situación y tus finanzas.

Incluí la previsión de cifras de ventas mensuales y anuales. Si tenés muchos productos o servicios, desglosá las cifras por fuente de ingresos.

Anotá los ingresos, balances y presupuestos de inversión estimados. También tenés que presentar previsiones mensuales o trimestrales para el primer año. Si tenés una empresa establecida, presentá los resultados de los últimos cinco años.

Hacé una lista de los objetivos que tiene que cumplir tu empresa para alcanzar su punto de equilibrio. Por ejemplo, ¿necesitás una cantidad fija de ventas? Tratá de estimar cuándo podés sufrir una pérdida y en qué plazo estimado vas a llegar al umbral de rentabilidad o a tener una ganancia.

A todos nos gustan los gráficos. Usá gráficos de tortas sencillos y fáciles de entender, gráficos de barras y otras imágenes para presentar la información financiera.

Un plan de negocios lleva tiempo e investigación pero es una herramienta indispensable para lograr el éxito de tu emprendimiento y prevenir obstáculos.

Esperamos que te haya gustado este artículo. Dejanos tu comentario. Seguinos en Instagram @web.tiendaonline Gracias!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando Captcha...

Abrir chat